Ciudad Rugido

Antología
Poesía urbana, de amor y nostalgia. Una antología imperdible de los mejores poemas de su autor (1987-1997).
Ciudad Rugido
Sello: Lumen
ISBN: 950-724-815-3
Páginas: 64
Año: 1998
Autor: Amadeo Gravino
Disponibilidad: Disponible
Precio: u$3,90
Cant.:  

Gravino no se entrega. Sabe que hacer poesía es tentar los límites de la poesía, estar en ella "con un pie afuera y otro adentro". La traición a la tradición es una nueva tradición, y sólo el trabajo poético rompe ese círculo. Gravino enseña mucho sobre todo esto. En él, el lenguaje encuentra un "quicio inestable", como bien dice Leónidas Lamborghini. Eso es, de nuevo: entrar y salir de la poesía, de lo poético. Jorge Perednik lo ha expresado con precisión: "Cualquier poeta conoce los límites de lo que el saber marca como poesía, y queda marcado por ese saber." Gravino se atreve a ponerse, cuando es necesario, "afuera de ese saber".

Indice
Indice
Prólogo 5
Poema 9
Antología:
De María, páramo de nostalgia (1987) 10
De Santa María blues (1989) 12
De Caricaturas de Viuti por Ciudad Gótica (1990) 13
De Soledad/es (1991) 14
De Hilda, belle peinture (1992) 16
De Mariposas de alfileres (1993) 22
De Cartas para un amor salvaje (1993) 27
De Hilda en el país de las sirenas (1993) 30
De Hilda, calesita mía (1994) 32
De Carnavales de sol (1995) 36
De Notas (1997) 48
De Fiestas de carnaval (1997) 51
De Palabras como fotos (1997) 54 
Capítulo
Capítulo

Mi poesía canta pese a todo lo que padecemos. Mi poesía trata de ser diáfana, natural, fresca. Mi poesía se apoya en la imagen. Mi poesía se apoya también en la música. Y se apoya en la valoración de las palabras. Mi poesía es volátil, no estructurada, carece de una organización rígida. Y carece de medidas regulares, como la vida. Mi poesía reitera el uso de ciertos símbolos que la caracterizan: el carnaval, la luz, los pájaros y otros elementos de la naturaleza. Mi poesía plantea el descubrimiento de lo milagroso de la vida dentro del acontecer cotidiano. Mi poesía trabaja el punto en que se mezclan lo trascendente y lo común que nos sucede a todos. Mi poesía intenta dar felicidad, alegría; no se entrega.

Escriba su Opinión

Nombre:


Su Opinión: Nota: !No se permite HTML!

Calificación: Malo           Bueno

Ingrese el código de la imagen a continuación: