Lo que enferma y lo que sana al hombre

Ayuda a comprender cómo las heridas no sólo nos abren a nuestra propia verdad y la verdad de los hombres que nos rodean, sino que también nos abren a la experiencia real del Dios salvador.
Lo que enferma y lo que sana al hombre
Sello: Lumen
ISBN: 978-987-00-0743-2
Páginas: 128
Año: 2008
Autores: Anselm Grün
             Wunibald Müller
Disponibilidad: Disponible
Precio: u$9,20
Cant.:  

Lo que enferma y lo que sana al hombre nos ayuda a comprender cómo las heridas no sólo nos abren a nuestra propia verdad y la verdad de los hombres que nos rodean, sino que también nos abren a Dios. Jesús se volvió precisamente a los hombres lastimados porque sabía que estaban abiertos para la Buena Nueva del Dios misericordioso. No son los sanos quienes necesitan de médico, sino los enfermos. Los heridos intuyen que no pueden curarse a sí mismos, que dependen de la gracia de Dios. Están abiertos a Dios como al verdadero médico de las almas. Jesús llama bienaventurados a los pobres y a los que lloran, a los heridos y lastimados. Y en la parábola de la gran cena nos señala que los exitosos se excusan, pero los pobres y lisiados, los ciegos y los cojos aceptan la invitación. Allí donde está mi herida, allí estoy abierto para la gran cena, para ser uno con Dios. La experiencia del propio desvalimiento y la propia herida es evidentemente la condición para una experiencia real de Dios. Porque entonces no confundiré a Dios con mi propio éxito, con mi propia imagen ideal, sino que experimentaré realmente al Dios de mi salvación, al Dios que me ha salvado y restaurado a mí, un ser humano desgarrado y herido.

Indice
Indice
Prólogo 5

Wunibald Müller
Una espiritualidad a modo de un árbol: arraigada en la tierra y tendida hacia el cielo 11
Una espiritualidad que valore nuestro cuerpo y sus necesidades 16
Una espiritualidad que valora nuestra psiquis 22
Una espiritualidad sana, la aceptación de mí mismo y la capacidad de amar 26
Una espiritualidad que fomenta nuestra humanación 30
Una espiritualidad que conduce hacia la experiencia de la comunión con el mundo de la eternidad 35

Anselm Grün
La herida que me lleva a la apertura. La herida como oportunidad 41
Introducción 43
Heridas de la vida 46
La herida como oportunidad 56

Christoph Jacobs
Salutogenia: Un programa para una vida saludable Enfoques psicológico pastorales sobre nuestro anhelo de salud, integridad y éxito 65
Prólogo. El anhelo de una vida en plenitud 67
Motivación 1. Percibir y aceptar la complejidad de lo viviente, para comprender adecuadamente salud y enfermedad 71
Motivación 2. Evitar pensar y actuar según el concepto clásico de patogenia 75
Motivación 3. Adoptar el punto de vista de la salutogenia y preguntar: ¿Cómo enriquecer la vida de la gente? 80
Motivación 4. Examinar importantes conceptos psicológicos de salud y sus consecuencias 85
Motivación 5. Dedicar una atención especial a las fuentes estructurales de las fuerzas vitales positivas 90
Motivación 6. Convencerse de que las principales cargas de la vida suelen ser desafíos para robustecer en salud 97
Motivación 7. Fomentar todas las cualidades y conductas personales que permitan estar a la altura de la vida y sus exigencias 101
Motivación 8. Activar y consolidar las relaciones humanas y el apoyo social como factores decisivos para la promoción de la salud 108
Motivación 9. Apoyar a las personas en el camino hacia la reconquista y desarrollo de la salud física y psíquica 113
Motivación 10. Poner en práctica la aclaración de los valores y metas, la activación de las fortalezas, el aprendizaje por experiencia real y la ayuda activa para superar problemas 120
Epílogo. Vulnerable pero invencible 125 

Escriba su Opinión

Nombre:


Su Opinión: Nota: !No se permite HTML!

Calificación: Malo           Bueno

Ingrese el código de la imagen a continuación: